Otros artículos sobre...

Alquileres

Viviendas para discapacitados

sillaruedasll
Ideas para una vivienda sin obstáculos

El tipo y el grado de discapacidad marcan la pauta a seguir en el momento de emprender una reforma del hogar

Los problemas de accesibilidad no acaban cuando las personas con discapacidad motriz, visual o auditiva cierran la puerta del portal y abren la de su vivienda. Según la última Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y Situaciones de Dependencia (EDAD) del año 2008, son casi 3’9 millones las personas que declaran sufrir alguna minusvalía, cifra que supone el 8’5% de la población española. En uno de cada cinco hogares vive al menos una persona con discapacidad, y en más de medio millón lo hacen dos o más.
Los domicilios en los que viven personas discapacitadas solas representan más del 5% del total. En todos ellos la adecuación de estas viviendas facilitaría una estancia cómoda, segura e independiente, que redundaría en una mejora de su calidad de vida.

Características generales

La anchura libre mínima de cualquier hueco de paso de la vivienda para que pueda circular una silla de ruedas debe ser de 0’80 metros. La anchura de los pasillos debe alcanzar al menos 1’10 metros.

Con el fin de maniobrar y realizar un giro completo con la silla de ruedas se necesita un diámetro mínimo de 1’50 metros.

En el revestimiento de suelo y paredes, es preferible que se utilicen materiales resistentes a choques y rayones.

Los suelos deben ser lisos, antideslizantes y sin elementos que sobresalgan. Evite el uso de alfombras ya que pueden propiciar resbalones e incómodos tropiezos y son un obstáculo para quienes se desplazan en silla de ruedas.

Si hay un invidente en casa, los distintos tipos de suelo (baldosas en el pasillo, alfombra en la sala, piso de madera en el dormitorio, etc.) ofrecen claves táctiles para moverse de un sitio a otro.

Las puertas y ventanas se deben abrir con una sola mano. La opción más cómoda y segura son las correderas.

Es preferible que en los cuartos de baño las puertas abran hacia el exterior para que puedan ser desmontadas desde fuera en una emergencia.

Los pestillos de la puertas deben abrirse desde fuera igual que desde dentro.

Para la ubicación de los interruptores tenga en cuenta que sentado en una silla de ruedas los ojos quedan a una altura de entre 1,10 y 1,30 metros. Para colocarlos con mayor facilidad elija un modelo que lleve un marco luminoso, lectura en braille u otro sistema que indique su localización.

Si algún miembro de la casa sufre problemas auditivos, las señales auditivas se pueden reemplazar con otras señales sensoriales. La opción más sencilla es instalar una luz intermitente conectada al timbre de la puerta, teléfono o reloj automático.

Baño

El cuarto de baño es uno de los lugares con más riesgo de sufrir accidentes. Por ello, en el mercado hay una gran variedad de productos para facilitar el día a día de una persona con algún grado de discapacidad, desde duchas que se instalan sin hacer obras en el lugar que ocupa una bañera y muebles de baño adaptados, hasta inodoros regulables en altura.

Para salvar el desnivel habitual en los platos de ducha, las personas que utilizan sillas de ruedas pueden optar por duchas de obra o platos extraplanos, en el mismo nivel que el suelo y sin escalones. El material del plato de ducha ha de ser antideslizante para evitar caídas y resbalones.

Si el cambio de bañera a plato de ducha no es posible se puede optar por un asiento especial a motor adaptado a la bañera que eleva y sumerge a la persona.

Un elemento obligatorio son las barras de apoyo que se colocan en el inodoro y en la bañera o ducha para dar estabilidad. En el inodoro, la barra se coloca en los laterales, de manera que las personas se puedan sujetar al sentarse y levantarse. En la ducha se instalan en la pared para agarrarse durante el baño, mientras que en la bañera se colocan en los laterales con el fin de apoyarse al entrar o salir.

La taza del inodoro debe colocarse a una altura entre 45 y 50 centímetros. En las tiendas especializadas se venden elevadores diseñados para alzar un retrete de tamaño estándar hasta la altura requerida.

El modelo de lavabo elegido no debe llevar pie, y ha de estar colocado a una altura de unos 80 centímetros. Conviene que se instalen grifos monomando.

La grifería electrónica también garantiza una mayor seguridad ante un descuido, además su uso es más sencillo porque funciona mediante un sensor de movimiento.

En uno de cada cinco hogares vive una persona con discapacidad

Cocina

En la cocina es aconsejable que todos los electrodomésticos estén a una altura adecuada y sean de fácil apertura.

La encimera debe situarse a una altura de 68 cm, con la parte inferior hueca y libre para que la silla pueda situarse dentro y moverse con total libertad.

Los armarios superiores han de estar colgados a 40 cm. de la superficie inferior o a partir de 120 cm. del suelo.

El riesgo de quemaduras causadas por las diferentes fuentes de calor es uno de los principales peligros. Las cocinas vitro cerámicas son las más recomendables ya que, gracias a su superficie plana, resulta fácil deslizar las cazuelas sobre ellas.

Una mesa pequeña con ruedas, conocida como “camarera”, permite transportar sin riesgos los platos calientes y los más pesados.

Dormitorio

Conviene que alrededor de la cama se disponga de un espacio de 180º. De esta forma, la silla se moverá en forma de T o en un ángulo de 360º girando en un círculo completo.

La cama no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja para que resulte más fácil levantarse y acostarse. La altura mínima recomendable es de 45 centímetros.

En aquellos casos en los que la persona sufra una alta dependencia y no pueda alternar los periodos de permanencia en la cama con pequeños paseos o descansos en un sillón, una cama articulada evitará la inmovilidad absoluta y facilitará el cambio de posiciones, desde el decúbito hasta la sedestación (postura de sentado).

Desde la cama se debe manejar sin problema el interruptor de la luz, el teléfono o la tele alarma.

Las alturas han de ser menores que en una vivienda estándar. El brazo extendido debe llegar fácilmente allí donde se desee: el colgador, un estante, un cajón, etc.

Máquinas al servicio de todos

Camas motorizadas: Permiten al usuario cambiar entre diferentes posiciones para leer, ver la televisión, dormir, o levantarse. Entre 400 euros y 1.900 euros.

Grúas: Facilitan que el usuario, por su cuenta o con ayuda de una persona asistente, pueda moverse con mayor facilidad a diferentes zonas de la vivienda, y realizar tareas como levantarse o acostarse, ducharse o ir al baño. Entre 700 y 1.700 euros.

Ascensores, elevadores y salvaescaleras (sillas y plataformas): Contribuyen a que el usuario supere obstáculos como escaleras de acceso exteriores y/o escaleras y desniveles dentro de la vivienda. Entre 4.000 y 5.000 euros.

Grifos, jaboneras y secadores de manos: Basta con que una persona acerque las manos para que el sensor infrarrojo ponga en marcha el agua del grifo, dispense una dosis de jabón, o active el seca manos. Los grifos se pueden adquirir por un precio que va de los 300 euros a los 800 euros; los seca manos de 80 euros a 200 euros y los dispensadores de jabón de 45 euros a 100 euros.

Elevador eléctrico de inodoro: Permite sentarse y levantarse del inodoro por medio de un sistema elevable que se apoya en el suelo y que es regulable en altura. Su precio, entre 2.000 euros y 3.000 euros.
Fuente: revista.consumer.es

Esta entrada fue publicada en Alquileres, Varios, Venta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.
Mename
  1. #1 Securibath  diciembre 8, 2009

    Nos parece muy interesante este articulo. En SecuriBath, asumimos esa responsabilidad social desde el principio de nuestra actividad, profundamente ligada a la calidad de vida de las personas. Más allá de sentirnos involucrados, nos enorgullece poder ofrecer soluciones para hacer más fácil la vida en el baño de mucha gente cada día.

  2. #2 Sandra  marzo 9, 2010

    Me ha parecido muy interesante su artículo. En mi caso he tenido que adaptar mi vivienda por problemas de movilidad, adecuando mis baños o el acceso al piso superior mediante una silla salvaescaleras. En el caso del salvaescalera y tras barajar varias empresas, me decanté por Valida Sin Barreras, siguiendo el consejo de un amigo que esta encantado con el servicio.
    Espero que poco a poco las viviendas sean más accesibles para todos.

  3. #3 italo  agosto 5, 2010

    este articulo es muy interesante para mi,debido a que estoy haciendo un programa de viviendas para personas con discapacidad en Ecuador y me gustaria obtener mas informacion si es posible con graficos de los accesorios que se podrian adecuar en el proyecto de viivendas para este grupo vulnerable

    atte. Italo
    Machala – Ecuador

  4. #4 Lucas  septiembre 9, 2010

    En mi casa hemos ido adaptando poco a poco todos los espacios para que sea totalmente accesible. Estoy muy contento con los baños y con el ascensor de Valida sin barreras que me han instalado, muy silencioso.

    Saludos

  5. #5 Angie  septiembre 23, 2010

    hola me interesa mucho y importante informarme mas en mi caso para poder tramitar una solucion para una vivienda o bien una ayuda soy de cordoba cap.le agradesco por leer y espero recibir una respuesta una forma para tramitar una ayuda muy pronto. Saludo atte Angie

  6. #6 Angela  marzo 23, 2011

    me alegro que os haya ido tambien.Nosotros en Toledo no han sido formales.Venian de salamanca y llevamos desde el verano pasado y todavia habiendo pagado casi todo y con persona ciega,mayores y con necesidades de movilidad.Estamos muy disgustados. Miercoles 23 de marzo de 2011.

  7. #7 rayan zabaat  marzo 16, 2014

    tiene grad descapasidad 75

Participa con tus comentarios

* (obligatorio)

(opcional)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Últimos artículos en el blog
  • Comunidad de vecinos

    Cambiar el césped natural por otro artificial, ¿qué mayoría requiere? Cambiar el césped natural por otro artificial, ¿qué mayoría requiere?
      Aunque algunas comunidades de propietarios ya han abierto las puertas de sus piscinas, otras todavía no han condicionado el recinto. Éste es el caso de la comunidad donde vive Antonia, en la que se sigue discutiendo si cambiar el césped natural por uno artificial e incluso sustituirlo por asfaltado. No todos los propietarios están de acuerdo, pero además desconocen el tipo de acuerdo que se debe adoptar para llevar a cabo cualquiera de las posibilidades planteadas. Llegados a este punto deben contemplarse los siguientes supuestos: Si la sustitución es por césped artificial, y tiene como finalidad abaratar costes derivados de...

  • Comunidades de vecinos

    ¿Qué tipo de obras está obligada a realizar la comunidad en la vivienda del portero? ¿Qué tipo de obras está obligada a realizar la comunidad en la vivienda del portero?
    Localizados en el centro de las capitales, si algo caracteriza a los pocos edificios que cuentan con portero físico es que son en su mayoría antiguos, al igual que las viviendas-portería, propiedad de la comunidad. En caso de que la vivienda-portería requiera obras o reformas, la comunidad de propietarios debe tener en cuentas dos aspectos: - Las instalaciones del piso. La comunidad estará obligada a ejecutar las obras, siempre y cuando no sean debidas a un mal uso del trabajador. Reparaciones que afectarán a los grifos, radiadores, sanitarios, calentador individual, puertas de acceso e interiores, carpinterías o cerramientos exteriores, revestimientos...