juanjoypatricia
Juanjo Bueno y Patricia Briones
A través de este blog, tanto mi compañera, la abogada Patricia Briones como el que suscribe, Juanjo Bueno, en calidad de periodista especializado en el sector inmobiliario, trataremos de acercar los temas más interesantes que afectan al funcionamiento de las comunidades, siempre siguiendo la actualidad del día. Sobre CAF Madrid Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid, institución que vela por la defensa de sus más de 3.600 colegiados, y por la protección de los consumidores y usuarios de viviendas.
Otros artículos sobre...

Actualidad

Una comunidad sin malos humos

Por Juanjo Bueno y Patricia Briones. Transcurridos más de cinco años de la entrada en vigor de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo, comúnmente conocida como Ley Antitabaco, el Gobierno ha ampliado la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados y colectivos, tal como queda patente en la Ley 42/2010, de 30 de diciembre, vigente desde el pasado 2 de enero de 2011. Con todo, todavía la norma despierta dudas entre los seguidores de nuestro blog. A este respecto, Javier nos pregunta si se puede fumar en el portal o en la puerta de acceso al edificio.

Si bien es cierto que la anterior Ley no resolvía si los vecinos podían encender su cigarrillo en el portal, escaleras… o cualesquiera otras zonas comunes de la comunidad, la nueva norma sí establece la prohibición de fumar en los espacios cerrados de uso colectivo. No obstante lo cual, se permite consumir tabaco en zonas al aire libre, como piscinas, instalaciones deportivas, parques, siempre y cuando estos últimos no sean recintos habilitados para parques infantiles y áreas o zonas de juegos para la infancia. Queda por tanto concretar (por ejemplo con normas de régimen interior de la comunidad) si la piscina de uso colectivo, pese a ser un espacio al aire libre, puede estar destinada principalmente al juego y esparcimiento de menores, como ocurre en la mayoría de los casos. Caso distinto es la aplicación de la Ley Antitabaco en ascensores y elevadores, cuya prohibición es absoluta.

Tal como ha demandado durante años el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid, parece que ha quedado resuelta la proyección de la Ley Antitabaco en la comunidad de vecinos entendida como centro de trabajo, dado que en sus instalaciones prestan sus servicios empleados de fincas urbanas sujetos a la normativa laboral (porteros, conserjes, jardineros, limpiadoras, vigilantes…). Por entenderse como centros de trabajos privados, el artículo 7 de la Ley Antitabaco no permite fumar en dichas instalaciones y resuelve la disyuntiva de si dicha prohibición afecta también a los vecinos del inmueble que usan las instalaciones comunes al ampliarse la prohibición a los espacios cerrados de uso colectivo, como veíamos antes.

Sin embargo, es criticable que la nueva norma no haya sido capaz de solucionar  pequeños problemas conflictivos que pueden alterar gravemente las relaciones de  vecindad. Por ejemplo, existe el caso de porteros que en su vivienda, habilitada al efecto en la comunidad, tienen una habitación destinada a garita. En la garita, que es su centro de trabajo, en la medida en que forma parte de su vivienda, ¿se puede imponer la prohibición de fumar?

Hasta ahora, y siendo de aplicación lo impuesto en el artículo 7.s. de la Ley Antitabaco, que establece que se prohíbe fumar: “En cualquier otro lugar en el que, por mandato de esta Ley o de otra norma o por decisión de su titular, se prohíba fumar”, correspondía a  la Junta General de Propietarios, como titular de la comunidad, autorizar o prohibir fumar en espacios comunes (artículo 6 y 17.3 de la Ley de Propiedad Horizontal -LPH-), en base a un acuerdo por mayoría. Este problema ha quedado definitivamente solventado con la nueva norma Antitabaco.

Pero, ¿qué se pueda hacer ante un vecino que se salta la Ley y fuma en las zonas comunes? La solución pasa primero por resolver el conflicto por la vía del diálogo, pues consideramos que el espíritu de cualquier norma descansa en la educación de las personas. Si persiste en su conducta, la comunidad de vecinos o cualquier propietario a nivel individual podrá denunciarlo ante las autoridades competentes.

Aunque con anterioridad a la entrada en vigor de la nueva norma, el procedimiento de cese de la acción también se podía iniciar recurriendo al artículo 7.2 de la LPH, que dice que “al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”, el determinar si la acción de fumar un cigarro era una actividad molesta o insalubre quedaba muchas veces sujeta a la opinión de la autoridad judicial,  dependiendo incluso del hecho de que el juez fuese fumador activo o pasivo. Ahora con el agravante de acción prohibida, cualquier propietario y ocupante del edificio puede denunciar este hecho.

También la Ley es clara sobre la necesidad de señalizar con un cartel las zonas habilitadas para fumadores y los espacios libres de humo.

En conclusión, una comunidad libre de humos es una comunidad libre de conflictos vecinales. Por lo menos en lo que a la prohibición de fumar se refiere.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Comunidad de vecinos, Comunidades de vecinos, Preguntas al experto y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Mename

Participa con tus comentarios

* (obligatorio)

(opcional)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Últimos artículos en el blog
  • Varios

    ¿Puede la comunidad limitar el uso que hago del patio? ¿Puede la comunidad limitar el uso que hago del patio?
    En muchas ocasiones, los pisos bajos o locales disfrutan de un uso privativo o exclusivo del patio al tener un único acceso a través de su propiedad. Circunstancia que, además, hace pensar a los ocupantes de este tipo de pisos que dicho patio es de su propiedad. Más allá de la realidad, pues aunque este patio lo utilice un solo propietario, sigue manteniendo su carácter de elemento común del edificio. Cuando es el propietario de una vivienda quien hace uso de ese patio, normalmente su actividad se limita a sacar una mesa con sillas o colocar unas macetas. Distinto es,...

  • Comunidad de vecinos

    ¿Qué podemos hacer si un propietario realiza un uso indebido de su plaza de garaje? ¿Qué podemos hacer si un propietario realiza un uso indebido de su plaza de garaje?
    Son frecuentas las consultas que nos llegan sobre la utilización indebida de las plazas de garaje, ya sea por un mal estacionamiento fuera de los límites o por el uso como trastero que algunos propietarios conceden a su plaza. Antes de nada es preciso recordar que las plazas de garaje tienen como único destino el estacionamiento de vehículos a motor por lo que está prohibido el almacenaje de enseres, colocación de armarios, ruedas u otros objetos. Pero, ¿qué puede hacer la comunidad de propietarios para evitar este tipo de acciones? La comunidad puede aprobar una norma de régimen interno que...